Archivo del sitio

IU denuncia el nuevo decretazo de Wert sobre FP Dual de espaldas a la comunidad educativa

Logo Izquierda UnidaIU lamenta que Wert, de nuevo al margen de la comunidad educativa y sin contar con sus profesionales que son los que la han de desarrollarla, proponga aprobar hoy jueves en Consejo de Ministros el Real Decreto por el que se desarrolla el contrato para la formación y el aprendizaje y establece las bases de la FP Dual, cuando la versión germana en la que pretenden inspirarse actualmente está puesta en cuestión en la propia Alemania, aparte de ser un sistema ajustado a una estructura empresarial inexistente en España.

 El Ministro de Educación se comprometió en su primera comparecencia en el Congreso de los Diputados a “convocar en los próximos días, en colaboración con el Ministerio de Empleo, a los empresarios y a los agentes sociales para que todos estemos involucrados en la reforma que planteamos”. Nada de eso parece haber sucedido y sin embargo el Partido Popular se empeña en un decretazo que podría conducir al desmantelamiento de la FP reglada que tenemos y que está razonablemente bien diseñada, en pro de una alternativa ajena y desajustada a nuestro contexto productivo.

 En España, en la década de los 80, se reflexionó ampliamente sobre los modelos de enseñanza de FP en Europa, especialmente sobre la FP dual en Alemania. Se consensuaron  puntos muy importantes. Entre otros, lo que se llamó prácticas en alternancia y, después, se introdujo por Ley la obligatoriedad de incluir la parte de formación en el mundo del trabajo (FCT) para cada uno de los ciclos formativos y que es necesario superar, como un módulo de formación más, para obtener la titulación del Ciclo. Con esta nueva estructura organizativa de la FP los resultados no sólo formativos sino de la inserción laboral al finalizar los estudios de los Ciclos, tanto de Grado Medio como de Grado Superior, mejoraron notablemente (especialmente en el Grado Superior).

 Por lo tanto, el actual modelo de FP en el sistema educativo español está, como decimos, razonablemente diseñado para garantizar una parte de formación práctica, a través de la formación en centros de trabajo. No obstante, se podría mejorar, quién lo duda. Para ello sería preciso diversificar y flexibilizar la oferta e incrementar el número de plazas disponibles, tanto para jóvenes como para adultos. Porque el “Mapa de la oferta de FP”, elaborado en 2011 por el Ministerio de Educación, en colaboración con las comunidades autónomas, apunta a problemas en la oferta, la concentración de ciclos en unas pocas actividades productivas y la escasa oferta de plazas educativas en ciclos de Grado Medio. En España, el problema fundamental es la escasa oferta de Ciclos de Grado Medio que hace que apenas un 30% del alumnado pueda formarse en el ciclo deseado en primera instancia y que un número no cuantificado de alumnado no haya podido ni siquiera comenzar esos estudios. En definitiva, para mejorar el actual sistema de FP lo que se necesitaría en primera instancia es incrementar la inversión y mejorar la planificación de la oferta, pero no sólo para responder a las demandas del sistema productivo, sino especialmente pensando en qué actividades quieren promoverse para salir de la actual situación de crisis, revisando continuamente los contenidos de la FP, actualizándolos, implantando nuevos ciclos de forma especial en algunos sectores productivos. Incluso estudiando dónde hay posibilidades de empleo nuevo, teniendo en cuenta hacia dónde queremos orientar la economía y preparando la formación profesional necesaria para ello.

La mayoría de nuestro tejido empresarial no está en condiciones de ofrecer la infraestructura formativa que requiere la FP Dual (las pequeñas y medianas empresas en nuestro país son el 92,7% y el 85% tienen como máximo dos trabajadores), con tutores-profesores bien preparados para enseñar en los puestos de trabajo. Y todo eso cuesta mucho esfuerzo y mucho dinero en nóminas, que se suma al de los sueldos de los aprendices (por encima de los 600 euros mensuales de media) del sistema dual. La economía alemana invierte 30 billones de euros al año en la FP, siendo el promedio de coste anual para la formación profesional de un aprendiz de unos 18.000 euros, mientras en España los gastos en 2007 por alumno y alumna fueron de 7.939 euros, menos de la mitad. En España el PP está recortando en los Presupuestos Generales del Estado para 2013 un 38,2% con respecto a 2012, que ya había recortado el presupuesto un 28,8%.

 El trasfondo de este nuevo decretazo esconde el deseo de desregularización de la formación profesional, lo que permitiría un recorte aún mayor en profesorado, en instalaciones y en componentes, materiales y equipos que simplemente se suprimirían de los centros de enseñanza, dado que es en la empresa donde se realizarían las “prácticas”, y por tanto bastaría con aula y pizarra para los centros docentes. Además supondría la absoluta subordinación de cualquier tipo de planificación educativa profesional a las necesidades de las empresas, o más concretamente a los intereses de las empresas dominantes y de la coyuntura económica.

Pero aún, mucho nos tememos que lo que Wert facilita es que nuestro alumnado de FP se convierta en mano de obra barata para las empresas, porque las empresas esperan los retornos a la inversión que realizan, lo que puede conllevar en muchos casos una sobrecarga de trabajo a los aprendices, que acaben haciendo esas funciones. Especialmente con las últimas reformas laborales, con las que las empresas pueden dejar de contratar a un buen número de trabajadores y trabajadoras si los “aprendices” les solucionan algunas tareas.

Por eso, antes de proponer implantar ninguna modificación u otro modelo de FP, como la FP dual alemana, creemos que es necesario realizar un análisis de diagnóstico, con la participación de la comunidad educativa y los agentes sociales concernidos, sobre los problemas que ofrece la Formación Profesional actual, acompañando dicho diagnóstico de un estudio de viabilidad de una red planificada y suficiente de centros de titularidad y gestión pública, que atienda la demanda educativa existente en FP, en sus diferentes etapas y modalidades, que cuente presupuestariamente con todos los recursos y servicios necesarios. Sólo de esta forma la FP podrá ser revalorizada ante la sociedad y tendrá una mayor consideración entre el alumnado como opción posible y deseable de formación.

 Madrid, 08 de noviembre de 2012

Área Federal de Educación de IU

[texto del comunicado]